Las condiciones de Obama para GM y Chrysler

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, puso una importante condición a las compañías GM y Chrysler para rescatarlas de la quiebra: A cambio de que se mantengan deberán aumentar su producción de autos híbridos o generar vehículos más eficientes.

Pero este tipo de cambios llevan un determinado tiempo, tiempo que estas empresas no tienen debido a su apretada situación financiera. Aunque las compañías automovilísticas trabajan desde hace mucho tiempo para cumplir los requisitos “CAFÉ” que se expusieron en el 2007 y que aclaran que para el 2020 los automóviles deben rendir 56 km/litro, todavía la producción de autos eficientes no abarca ni la mitad del mercado de estas compañías. En realidad, solo el 2% de ventas totales de vehículos en EE.UU. son de autos híbridos.

Pero las compañías GM y Chrysler deberán comenzar a producir más de este tipo de autos si quieren obtener el dinero del gobierno que necesitan para mantenerse.

GM ya comenzó a tomar medidas y decidieron reemplazar su único auto eléctrico, el subcompacto Chevrolet Aveo, por el Chevrolet Spark, un hibrido con mejor diseño, pero para esto se deberá esperar hasta el año 2011, aunque el Sprak ya ha sido presentado en el Auto Show de Chicago. También invertirán en la producción del automóvil electrico Chevrolet Volt, que aunque requiere una gran inversión que el Departamento del Tesoro de EE. UU parecía molestarle (teniendo en cuenta que otro vehículos híbridos son más baratos) el Chevrolet Volt podría atraer a más consumidores y de esta manera GM lograría cumplir con las reglas de economía de combustible.