Obama quería bestia híbrida

Con el impulso que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, le está dando a la fabricación de coches híbridos, muchos se han preguntado porque su lujosa limusina apodada “la bestia” no utiliza un motor eléctrico para reducir el enorme consumo de gasolina que produce.

En un reciente evento, Obama admitió que en realidad quería que su limusina blindada fuera híbrida pero debido al gran peso del automóvil, esto no se podía hacer sin perder aceleración.

"Cuando empecé a estar protegido por el Servicio Secreto, quise saber si se podía hacer que estos autos blindados fueran híbridos", declaró Obama en una fabrica en Charlotte que visitó la semana pasada y agregó "Lo siento, pero el Servicio Secreto dijo que no porque estos automóviles son como tanques de asalto. Están reforzados, por lo que pesan de dos a tres veces lo que pesa un automóvil ordinario. Con un motor híbrido no pudieron obtener buenos resultados en materia de aceleración", refiriéndose a los ingenieros de Cadillac.