Fundiciones Mecacontrol apuesta por el vehículo eléctrico

La firma Fundiciones Mecacontrol, proveedora de Santana Motor y filial del grupo navarro Mecacontrol, ha decidido apostar por el vehículo eléctrico. Para ello, invertirá 15,2 millones de euros en su fábrica del parque de proveedores de Linares para producir un coche eléctrico basándose en el todoterreno Massif, modelo que salía de las instalaciones de la compañía propiedad del Gobierno andaluz.

Tras la crisis del sector y el final de la producción de Santana, ha apostado por la diversificación de su producción en el parque linarense. Así, invertirá más de 15 millones para adaptar sus instalaciones a dos nuevas líneas de negocio.

La principal será la fabricación de un vehículo eléctrico, que ya ha sido homologado, partiendo del modelo Massif, realizado con Iveco.

La segunda línea de diversificación de la firma es el acuerdo con una de las empresas proveedoras francesas de Renault para fabricar los cárteres que se utilizarán en la planta que tiene en Sevilla.(expansion.com)