Volvo aumenta la autonomía de sus vehículos eléctricos en 1.000 km

El siguiente paso para Volvo en la electrificación de su gama es el aumento de la autonomía, y ésa sólo es posible, de momento, añadiendo un motor, en este caso gasolina de tres cilindros y un depósito de combustible de 40 litros, es el Range Extenders.

Una limitación importante en la autonomía hace que el coche eléctrico pierda utilidad u operatividad, así añadiendo un motor de combustión y un depósito de combustible, Range Extenders, encargados de suministrar energía a las baterías (y no de producir movimiento) serán la clave en los Volvo eléctricos del futuro más cercado. Y las emisiones contaminantes se queda por debajo de los 50 gr/km de CO2.

Además, y para que sea menos lesivo para el medio ambiente, el motor será de gasolina y etanol (E85) que siempre tiene un impacto ambiental más bajo. Lo único que se ha tenido que hacer es unas baterías de tamaño más reducido, con menor capacidad, para dejar espacio para el nuevo motor y depósito de combustible.

Volvo ha desarrollado, con el Range Extender tres distintos conceptos, siendo solo el primero un eléctrico de verdad y los otros podríamos calificarlos de híbrido, aunque Volvo no lo hace. (más info)