Tata Mini Cat, propulsado por aire comprimido, consumo: 0,5 euros / 100 kilómetros

Según un ex-ingeniero de la Fórmula 1, el futuro de los coches no pasa ni por los coches híbridos, ni eléctricos, ni propulsados por hidrógeno...sino en vehículos propulsados por aire comprimido. Para demostrar que funciona ha creado, con la participación de Tata, el Tata Mini Cat.

La autonomía de 300 kilómetros que alcanza el Tata Mini Cat es superior hoy por hoy a la de cualquier eléctrico enchufable, y sus responsables calculan que el coste de circular con este modelo no pasaría de unos 50 céntimos por cada 100 kilómetros recorridos, con una velocidad máxima de 105 km/h.

El único gas que emite el Tata Mini Cat es aire a una temperatura de entre -15º C y 0ºC. Además otra de las ventajas de no necesitar del proceso de combustión es el menor número de revisiónes: por ejemplo, basta con un cambio de aceite cada 50.000 km.

El mayor problema de ésta nueva tecnología reside en la infraestructura para que funcione: las gasolineras deberían instalar compresores de aire o, en su defecto, el propietario del vehículo en su garaje. En la gasolinera no llevaría más de tres minutos; en casa, entre 3 y 4 horas.

Con todas estas ventajas e inconvenientes, Tata planea lanzar el Tata MIni Cat en la India para el mes de agosto de este mismo año.