Porsche desarrolla una solución global para la recarga de sus "plug-in"

Porsche ha anunciado una solución de recarga universal para sus futuros modelos enchufables que podrá utilizarse a nivel mundial y que cubre todos los aspectos de la conducción eléctrica, desde la instalación de la infraestructura a los accesorios de carga y la gestión con smartphone.

El primero en utilizar este sistema será el Panamera Hybrid SE, el primer plug-in híbrido en su clase, que ha sido presentado recientemente en el 2013 Shanghai Auto Show.

El fabricante alemán salva con su sistema los distintos parámetros de los sistemas eléctricos, según el país y la región, como el enchufe y los tipos de salidas eléctricas y de tensiones de red y frecuencias.

Clave en este caso es el Porsche cargador universal especialmente desarrollado, que se incluye de serie. Se produce la conexión entre la interfaz de carga del vehículo y muchos tipos diferentes de enchufes eléctricos que suministran el coche con electricidad de corriente alterna en el hogar o en la carretera.

El Panamera S E-Hybrid produce una potencia de la instalación de 416 caballos y supera los datos de rendimiento de conducción de el modelo anterior.

El consumo de combustible del anterior híbrido de 7,1 litros de promedio se ha reducido un 56 % a 3,1 litros, equivalentes a 71 g/km de emisiones de CO2. El rendimiento eléctrico se ha mejorado sustancialmente con respecto a la aceleración, autonomía eléctrica eléctrica y la velocidad máxima eléctrica.

La autonomía eléctrica del Panamera S Hybrid es de 36 kilómetros, aunque puede varias en funciones de las condiciones de la conducción. Una estimación uso real diario del coche sería de entre 18 y 36 kilómetros, según Porsche. En el modo totalmente eléctrico, este Panamera puede ser conducido hasta una velocidad de 135 km/h. Su velocidad máxima es de 270 km/h.